jueves, 26 de febrero de 2015

La estrategia del miedo, la estrategia del ruido: Los ataques personales.

Otra parte de la estrategia contra Podemos es el ataque personal. Asumen que Podemos son sus cinco fundadores, y contra ellos apuntan todas sus baterías. Sin miramientos.

Empezaron con Iñigo Errejón y su contrato de investigador con la Universidad de Málaga. A lo largo de todo el proceso (inacabado) de este asunto, hay una conclusión evidente: Por cojones en el contrato de Errejón con la UMA tenía que haber algo turbio. Primero aseguraban que era una beca, que vergüenza. Una beca-black que habría recibido por el morro. Cuando se supo (se aceptó) que no era una beca, sino un contrato de investigación, se siguió utilizando el término beca-black, que quedaba muy chulo y pegadizo y se lanzaron a buscar mas cosas. Porque por cojones en ese contrato tiene que haber algo turbio. Y si no lo hay nos lo inventamos, claro, que al fin y al cabo lo que importa es el ruido. Que si no había hecho el trabajo (lo hizo) que si en lugar de hacerlo sentado en una biblioteca de la propia UMA lo hizo mientras iba y venía en el AVE de un sitio a otro. ¡Que individuo! Al final parece que si encontraron algo malísimo: aunque en septiembre anunció que no podía seguir prorrogando su contrato por su actividad en Podemos, antes de iniciar esta actividad tenía que haber pedido permiso por escrito, y solo lo hizo verbalmente. Ese doble trabajo no impidió que cumpliera con su contrato debidamente. Y eso es todo. Es decir, ruido. Mucho ruido y pocas nueces. Pero eso es lo que se persigue.

Lo de Monedero ha sido esperpéntico, hasta el punto de tener que oír al señor Ruiz-Jarabo, que fue director de la Agencia Tributaria con Aznar, que Monedero había sido sometido, como contribuyente, a un linchamiento y una persecución inauditas e injustificables, dado que no había delito ni fraude. Yo, por supuesto, no creo que Monedero haya formado una empresa para pagar menos a hacienda. Monedero no responde al perfildel defraudador, lo que me lleva a pensar que si forma una empresa no es para defraudar, es para hacer cosas. Y además sabemos cuales son esas cosas porque nos lo ha contado el propio Monedero: la profesionalización de La Tuerka. Luego hacienda puede discutir si todo se hizo correctamente o no, es normal y para eso está. Pero hablar de fraude solo tiene una finalidad: Ruido.

Además, todo el caso Monedero ha estado plagado de mentiras variadas: ElPaís publica ¡a toda página! que Monedero mintió en su curriculum, alegando que dos Universidades no reconocían haberle contratado. Ambas Universidades desmintieron la información, desmentido que nunca fue publicado por los ex-periodistas de ElPaís y que hemos conocido a través de las redes sociales. Solo fue reconocido por la defensora del lector de este diario, en una evaluación muy valiente del caso publicado una semana después. LaRazón publica una foto de Monedero en el Metro como si fuera un delincuente (vale, ver a un político en el Metro es raro, pero tampoco hay que tomárselo así). ElMundo publica, casi diariamente, que Venezuela financia a Podemos a través de los pagos a Monedero. Esta acusación es un delito, pero nunca se aportan pruebas de la acusación, exigiendo eso si, que Podemos se defienda. Vamos, como si yo le acuso a usted, lectora o lector, de haber matado a alguien, solo porque no tengo claro que no lo haya hecho. Y a continuación le exijo que demuestre que no es así. Cansino ¿verdad? Una pregunta ¿Tendrían la obligación moral, los directores de estos diarios, a dar una explicación pública, en rueda de prensa, de sus mentiras? De las televisiones al servicio del régimen del 78, ya ni hablo. Al fin y al cabo, nadie las ve.

Hay quién busca comparar el caso Monedero con otros casos famosos de corrupción que asolan a los partidos del régimen. La diferencia es que entonces hablamos de casos que están en sede judicial. Su información ni siquiera tiene que llevarla un periodista que se dedique a la información de los partidos políticos. Podría llevarla un reportero de sucesos de toda la vida, de los que pasan su tiempo entre la redacción y los juzgados. Menú para hoy: Violador del Ensanche. Caso Pujol. Asalto a un chalet en la Sierra. Caso Gurtel. Juicio a una mafia organizada que robaba carteras en el metro. Juicio a una mafia organizada que robaba subvenciones de los ERE, etc, etc, etc... Frente a esto, Monedero ha tenido que salir a dar explicaciones sobre mentiras... de otros. ¿Tendrían la obligación moral, los directores de estos diarios, a dar una explicación pública, en rueda de prensa, de sus mentiras?

Después de Monedero han ido a por Alegre y Bescansa. Les acusan de haberse hospedado, en un viaje a Caracas, en unos apartamentos de lujo. Que vaya una acusación, digo yo. Pero bueno, ha pesar de que eso ni es acusación ni es nada, la desmintieron demostrando que en la mencionada ocasión se hospedaron en unos apartamentos muy normalitos. Otra mentira. ¿Tendrían la obligación moral, los directores de estos diarios, a dar una explicación pública, en rueda de prensa, de sus mentiras? A Bescansa la han acusado también de tener una empresa de encuestas que se dedicaba a hacer encuestas. ¡La muy sinvergüenza!

¿Y el pez gordo? Mucho me temo que lo dejan para el final. Ahora mismo, en el momento en el que usted está leyendo esto, se está construyendo toda una linea argumental, elaborada con falsedades y medias verdades a partes iguales, con la que pretenden envolver a Pablo Iglesias en una tela de araña indescifrable, en las fechas previas a las elecciones generales. Será un ataque tan vacío de contenido como los que hemos visto hasta ahora, pero la clave de ese ataque no estará en los argumentos si no en el efecto de shock que tendrá soltarlo en fechas previas a las votaciones, sin tiempo para reaccionar ni contra-argumentar. En Podemos estaremos preparados ¿Será suficiente esa preparación para evitar el golpe? ¿Se volverá el golpe contra sus autores? Veremos...

domingo, 22 de febrero de 2015

La estrategia del miedo, la estrategia del ruido

No se sabe si es porque no tienen argumentos, o mas bien porque no confían en ellos, el caso es que desde la vieja política se ha asumido que la estrategia adecuada para hacer frente a Podemos, es el ruido. Mucho, mucho ruido.

Esa ha sido en realidad su estrategia desde el primer momento, desde que en el evento electoral del pasado mayo Podemos enseñó las orejas. Como el partido no tenía historia, empezaron a bucear en la red para encontrar argumentos (o inventarlos de manera muy creativa) en la historia personal de cada uno de los fundadores de Podemos. Así que la eta (un clásico, por sus filas han pasado Zapatero, Rubalcaba,  Ada Colau y un largo etcetera) y Venezuela y en menor medida el comunismo en general, el fascismo en general y otros, empezaron a formar parte de la munición disponible contra Podemos. Eso se completaba con otra estrategia evidente: intentar a toda costa que en todas las apariciones de líderes de Podemos, estos se pasaran el mayor tiempo posible defendiéndose. Referencias a la política española las menos posibles, y si no quedaba otro remedio, pues nos ponemos a hablar todos al tiempo, que se oiga mas el ruido que las nueces.

Hasta ahora el ruido no ha impedido que en esas previas electorales que son las encuestas, Podemos creciera como la espuma hasta hacerse un hueco, junto a pp y psoe, en el grupo de cabeza, escapados los tres del pelotón del 5%, como algunos llaman al resto de los partidos.  Pero ya estamos en año electoral (de maratón electoral, en realidad) y la cosa ahora va en serio. Hay que tomar medidas, no vaya a ser que a los españoles se les ocurra votar de manera indebida. Primera medida: aumentar el ruido. Han puesto el altavoz, han subido el volumen a tope y se han lanzado sin frenos y cuesta abajo a demoler a Podemos. No importa como, Podemos debe morir. Ya nos lavaremos luego la sangre.

De momento, como tras los procesos autonómicos en el País Vasco el Documento Organizativo del equipo ganador muestra claramente un alejamiento de cualquier defensa o justificación de la eta, responsabilizando a la organización, y solo a ella, de la decisión de emprender la lucha armada, la eta como munición ha perdido un poco de fuelle, así que hay que centrarse en Venezuela. Toca esperar que la mayoría de las referencias a Podemos en los Telediarios y otros programas, utilicen como imagen de fondo manifestaciones en Venezuela. Mañana lunes 23 de Febrero, Pedro Piqueras entrevistará a Pablo Iglesias en Tele5. Veremos cuantas imágenes de Venezuela salen de fondo mientras habla Iglesias. Contaremos cuantas preguntas caen sobre Venezuela y su política interior. Eso a un candidato a Presidente de Gobierno de España, ojo.

Es obvio que al margen de sus biografías y de lo que dicen sus curriculums laborales expuestos de manera transparente en las redes, ni como dirigentes de Podemos ni en los estatutos y documentos del partido, figura ninguna referencia a esa cosa llamada chavismo. Sí aparecen referencias a democracia interna, listas abiertas, consultar al ciudadano sobre temas que le atañen, etc... Pero nada de eso va a empañar lo que consideran una buena estrategia.

martes, 17 de febrero de 2015

¿De verdad quieren cobrar?

Este capitalismo cachondo que nos ha tocado vivir, que se queda con los beneficios y carga las inversiones fallidas a los presupuestos generales del estado, que cobra los riesgos a precio de torta y luego no los asume, este capitalismo de pacotilla convertido en vulgar saqueador, se las tiene que ver ahora con un señor que tiene una deuda inmensa, que por lo visto quiere pagar, pero no puede.

Claro, todos querríamos recuperar un dinero prestado, como no. Yo no vivo de eso, no soy prestamista, pero si me veo en la situación seguro que quiero cobrar. Así que si me encuentro con un señor que me debe y quiere pagar, pero no puede, ¿que hago?. ¿Voy a su casa y le aprieto el cuello amenazándole de que o me paga o acabo con él?

No tengo dudas, así puedo conseguir que le entierren, pero no voy a conseguir que me pague. Si soy un profesional de los préstamos, tengo que saber que lo que debo hacer, en primer lugar, es dejarle respirar. Luego a lo mejor necesita dinero para moverse, buscar un trabajo, etc, así que tampoco puedo llevarme todo lo que tiene, tengo que dejarle lo poco que pueda llevar encima para que arregle su situación, tenga para comer y otras necesidades básicas. Con suerte, esto le ayudará a conservar su dignidad, recomponer su economía y que a partir de ahí pueda destinar una parte de sus ganancias a devolver el préstamo.

No tengo dudas tampoco de que si ademas de detentadores del préstamo somos representantes políticos; es decir, responsables del bienestar de los ciudadanos, esa es sin duda la forma correcta de proceder... Si lo que queremos, realmente, es que paguen la deuda.

Claro que también pueden decir: Hombre, este señor no tiene con que pagarnos, pero tiene hospitales, por ejemplo, que son un magnífico negocio, y si le presionamos bien es posible que los venda a  precio de saldo.  Y tiene infraestructuras, y tiene puertos, y tiene... Hombre tu, que lo que este nos debe es de risa comparado con lo que podemos sacar si le apretamos bien las tuercas...

Pues ahora que lo dices....