domingo, 11 de diciembre de 2016

¿Errejón contra Iglesias?

El título, ya de por sí es una trampa, pero tiene un motivo: Casi todo lo que leemos, escuchamos y vemos para informarnos, lo leemos, escuchamos y vemos en medios que pertenecen a empresas del Ibex, ya lo sabemos. Tambien sabemos que muchas de ellas soportan ingentes pérdidas; esas pérdidas no serían asumibles para ellos si procedieran de un parado que durante seis meses no puede pagar su hipoteca, pero las soportan alegremente para mantener la propiedad de esos medios. Lo puntualizo para dejar claro que el valor de la propiedad  de esos medios no es económico, si no su capacidad de influencia en la sociedad. Y ahora toca una nueva variante del ya clásico Podemos se rompe, que consiste en hablar del enfrentamiento entre sus líderes, cada vez que se hable de Podemos. Podían hablar de la formidable lección de democracia que supone que mas de 400.000 inscritos puedan decidir, ya de entrada, como se va a organizar la Asamblea Ciudadana, sus sistema de votación, etc... Objetivamente me parece algo enormemente novedoso y noticiable. Y ejemplar. E histórico. Podría, cuando menos, mencionarse de vez en cuando. Pero como no sirve a los intereses de sus amos, lo ignoran. En fin.

Ahora a lo nuestro. Del 18 al 20 de Diciembre se van a celebrar votaciones para definir sistemas de votación, numero de representantes en el Consejo Ciudadano y organización de los documentos y cargos. ¿Que voy a elegir y porqué?

Aclaro que voy a tomar mi decisión por los mismos criterios por los que estoy en Podemos. Porque estoy harto de que durante cuatro años veamos corrupción, destrucción de derechos, rescatar bancos con el dinero de los pobres, mas destrucción de derechos, empobrecimiento de la sanidad pública, cada vez mas alumnos por profesor en la enseñanza pública, esa donde van tus hijos y los mios (al menos el mio) Pero eso si, cuando llega la hora de votar, lo importante es la unidad de España. Y si acaso Venezuela. (Y con encontrarme con que lo que es bueno para los pobres, nunca es bueno para España, hay que joderse)

Hace tiempo tomé la decisión de interesarme por la política por los mismos motivos por los que lo hacen las personas mas listas del país (los directivos del Ibex): Para defender mis intereses. No me imagino ni a un solo directivo del Ibex apoyando a un partido que no defienda sus intereses, porque esté muy preocupado por la decencia en la vida pública, o por la unidad de España. Como me gusta aprender de los mas listos, yo tampoco lo haré.

Algunas personas cuyos criterios están conquistados por las posiciones que defienden los medios a los que aludía antes, me dicen que votando a Podemos voto a un partido populista. Toma, pues claro. Es que ser del pueblo y votar a un partido elitista (que en caso de conflicto de intereses, defiende los de las élites) es ser del género tonto. Y si lo haces porque creés que formas parte de esas élites, es que ya eres gilipollas perdido.

A propósito de esto, quiero recordar una encuesta que tuve ocasión de leer hace unos años. Era de un país nórdico, no puedo recordar ahora si era Suecia o Noruega. El caso es que me sorprendió ver la cantidad de gente que se autoconsideraba clase trabajadora. Incluso autónomos, pequeños empresarios o asalariados que (desde mi punto de vista) ganaban un pastón. Y a la pregunta de porqué se consideraban clase trabajadora, la respuesta elegida es que lo consideraban una forma de defender su derechos. Es decir, yo veía en esa encuesta una conciencia de que, por encima de lo que ganasen, su verdadera riqueza eran sus derechos. Y tener una idea clara de a que clase pertenecían y a cual no, era la mejor manera de defenderlos. Lo comparé con España, y cuando te das cuenta de que aquí todo dios se considera clase media, empiezas a comprender las diferencias. De verdad, te acercas a un banco (de la plaza) con mendigos sin hogar, y oye, todos son clase alta o media de toda la vida. Con algunos problemas ahora mismo, si, pero no me confundas con la chusma trabajadora. ¡Joer!.

En fin, todo esto era para decir que no voy a votar el dia 18 pensando en lo que es mejor para Podemos. Ni lo mas democrático. Ni lo mas coherente. Ni lo mas apropiado. Ni lo mas lógico. Ni lo mas sensato... Voy a votar pensando unicamente en que opción es la que me da a mi, como militante, mas poder. Y confiar que eso sea lo mejor para Podemos